Aquí estarás al día de los últimos proyectos en los que estamos embarcados, manteniendo actualizado nuestro blog con ofertas, historias y noticias que te interesarán

El eslogan perfecto

Hoy os queremos hablar de una de las herramientas del marketing que muchas veces pasa desapercibida dentro del proceso creativo y que, sin embargo, es una de las más eficaces a la hora de llegar al consumidor: el eslogan.

Como curiosidad, empezamos contándoos que el origen de esta palabra no es inglés, sino que lo encontramos en el vocablo gaélico “sluagh-ghairm”, que literalmente significa “grito de guerra”. El significado evolucionó con los años, hasta convertirse, en su acepción más habitual, en el grito de guerra de marcas a lo largo y ancho del mundo.

Un buen eslogan debe resumir en menos de 8 palabras la identificación del producto y los valores o beneficios que lo hacen especial.

Algunos consejos a la hora de redactar tu eslogan:

  1. original. Igual que tu marca.
  2. Usa palabras concretas, evita abstracciones.
  3. Incluye verbos o imperativos, harán tu eslogan más dinámico.
  4. Crea una frase susceptible de ser incluida en las conversaciones cotidianas.
  5. Usa palabras con pocas sílabas, son más fáciles de recordar.
  6. Haz que tu eslogan sea fácil de pronunciar.
  7. Relaciónalo con los valores de tu marca.

Y de la teoría a la práctica, os dejamos algunos ejemplos de eslóganes que, habiendo utilizado las premisas que acabamos de citar, han tenido un gran éxito:

© Al Margen · Branding & Packaging | 2019 | Todos los Derechos Reservados

Al Margen